27 mayo 2007

La noctiluca y el astronauta

Entrada dedicada a mi hijo Hector

No he sido un buen alumno cuando debía (y creo que aun no soy). En el Instituto y en la facultad suspendía más del 50% de las materias, teniendo que pasar horas de agosto con los apuntes arriba y abajo. Ya en septiembre me pulía todas las que me quedaban pasando limpio al curso siguiente. En realidad lo que pasaba es que me llamaban más las materias que me hacían pensar cuando los profesores y profesoras se lo curraban un poco.

Por ejemplo, en 3º de BUP (ahora sería el final de secundaria) sólo aprobé los parciales de Biología (me fascinó como funcionan los genes y pasan la información para la fabricación de las proteínas), Filosofía (todo, la lógica, las demostraciones de la existencia de Dios, las demostraciones de la no existencia de Dios, el escepticismo...) y Física. El resto de materias... suspendidas.

En Física tuve a lo largo de los años diferentes profesores. Recuerdo una clase en especial, cuando trataba el Profesor Butxaca (no es un apodo, es su apellido real) de meternos en nuestras cabezotas las formulas de la física del movimiento. Imaginaos el libro, empezando el tema con una mención a un señor llamado Galileo y luego entrando a saco en las leyes de Newton. La clase no está para numeritos y fórmulas. Así que el Profesor Butxaca nos plantea un problema imaginario:

"Sois pilotos de un caza que viaja a 700 km/h y que queréis aterrizar en un portaaviones que va a 50 km/h en un rumbo que se cruza con el tuyo 90º a la derecha. Vuestra altura de vuelo es de 5.000 m, la distancia al portaaviones de 50 km, la máxima tasa de descenso es de 1000 metros/minuto y la longitud de la pista del portaaviones de 250 metros. Sólo tenéis combustible para dos intentos y si no lo conseguís, caeréis a un mar lleno de tiburones hambrientos.
Calcular un rumbo de aterrizaje en el portaaviones"
No hay que tener en cuenta el oleaje,
ni corrientes ni vientos, facil eh?


Aunque yo acabé como tapita de mamífero para tiburones, la verdad es que me llamó la atención la importancia y la información que se puede extraer jugando con las leyes del movimiento y algo de imaginación. Y además se me metió en la cabeza lo difícil que debe ser hacer aterrizar un avión en una corta pista que se mueve a la velocidad de un ciclomotor furioso.


Esta maniobra de aterrizar un avión sobre una nave con una pista es ahora realizada de forma casi rutinaria por los pilotos con la ayuda de montones de sistemas electrónicos de control (eso se llama aviónica) y sin que calculen mentalmente toda su maniobra.Los pilotos saben que puede y que no puede hacer su avión teniendo en cuenta la física y ayudado por la aviónica.Pero no siempre ha sido así. Y en alguna ocasión han aparecido unos minúsculos personajes que han ayudado a los pilotos. Algo que no estaba en el avión, ni en el control del portaaviones, ni en ningún ordenador. Ese "algo" se encontraba en el océano: la Noctiluca.


La Noctiluca es un pequeño organismo marino unicelular que los biólogos lo clasifican como Fitoplancton. Tradicionalmente a estosbichitos se les ha considerado plantas ya que tienen capacidad de hacer la fotosíntesis gracias a unas algas simbióticas aunque los zoólogos también los estudiaban (y discutían con los botánicos por ello) ya que disponen de capacidad de movimiento activo mediante dos pequeños "pelos" llamados flagelos (cuidado no son pelos, solo es una analogía). Los flagelos funcionan como motores fuera-borda al moverse muy rápidamente, de forma parecida a como lo hacen los espermatozoides. Actualmente se les considera simplemente "protistas", como un grupo diferenciado de las plantas y los animales. Así todos contentos.

Vamos que es un bicho extraño, mitad planta mitad animal y ninguna de esas cosas. La noctulica en concreto forma parte de una clase de protistas llamada Dinoflageladas, ya que tiene los flagelos característico de este grupo. No realiza la fotosíntesis por lo que tiene que "trabajar para ganarse la vida", es decir ha de ir a buscar comida y comerla para vivir. Eso se llama en el mundo de los biólogos de (atención, palabrota): heterotrofía. Como nosotros. Las plantas "fabrican" su comida con la fotosíntesis y por ello se les llama autótrofos.

Uy que me desvío.

Pues eso, la Noctiluca es un pequeño bichito marino que tiene capacidad de movimiento para ir a buscar comida. Hasta aquí nada fuera de lo normal, ¿quien no es un bicho que ha de buscarse la vida?. Pero la Noctiluca tiene dos características importantes para nuestra historia. Por un lado en condiciones idóneas pueden reproducirse de forma explosiva, pasando de unas pocas células de Noctiluca por litro de agua de mar a encontrase a millones y millones en cada litro de agua de mar. Es lo que se llama "Bloom".

La otra característica de la Noctiluca, y más concretamente de la especie llamada Noctiluca scintillans, es que si se las molesta emiten una luz verdosa, se iluminan. Son bioluminiscentes. Tienen unos orgánulos dentro de ellas en las que se producen unas reacciones bioquímicas que producen una luz visible (la reacción se llama luciferín-luciferasa, a que mola el nombre satánico?).

Así brillan las noctilucas

El motivo por el cual la Noctiluca gasta la energía (nada es gratis) que tanto le cuesta conseguir para hacer luz es desconocido. No tienen órganos sensibles a la luz o sea que no es para verse y para hacer señales. Puede que sea para protegerse de sus depredadores, por ejemplo los camarones. Los camarones agitan el agua para comerse a las noctilucas y estas iluminan las aguas a su alrededor, haciendo visibles a los camarones. Así, el camarón mientras se zampa a las noctilucas puede ser zampado por un pez. Y de paso se beneficia la noctiluca.

También con la agitación de las olas
puede producirse la bioluminiscencia.


¿Y que tienen que ver estos graciosos bichitos con los portaaviones?

Esto.

A principio de los años 60 un piloto de pruebas se encontraba en serias dificultades en el océano Pacífico. Mientras entrenaban el vuelo nocturno desde un portaaviones una señal de radio civil confundió a los primitivos instrumentos de navegación del avión, unmodernísimo F4H Phantom . El piloto intentó encender las luces de la cabina para buscar el mapa y entonces un cortocircuito apagó todas las luces de los instrumentos.

Un Phantom

Ahora pensar en el problema del profesor Butxaca y añadirle que es de noche, estáis perdidos y no tenéis instrumentos.

El piloto de la Navy descendió por debajo de las nubes y comenzó a buscar al portaaviones en la noche negra del pacífico. Todo estaba oscuro, así que el piloto apreció sobre la superficie del mar una larga linea recta de luz. Esa luz fantasmal parecía señalar un camino al perdido piloto. Y este siguió esa ruta unas millas hasta el final del camino de luz hasta su portaaviones donde aterrizó sin problemas.

El portaaviones había pasado por el medio de un bloom de noctilucas y la agitación del agua producida por sus hélices activó la bioluminiscencia del bichito, iluminando la estela del navío dejando un rastro que se extendía por el océano y podía seguirse en la absoluta obscuridad.

El piloto había salvado la vida gracias a la noctiluca. Poco después dejó su trabajo de piloto de pruebas y entro a formar parte de la plantilla de astronautas de la NASA. Formó parte del Géminis 8 y del Géminis 12, fue una de las primeras personas de la historia enorbitar a otro astro diferente de la Tierra, orbitando la Luna (donde aprovecharon para realizar las famosas fotos del amanecer de la Tierra en la Luna) y fue el comandante de la fallida/exitosa misión delApolo 13 (la del "Huston, tenemos un problema"). En total casi 30 días de permanencia en el espacio y orbitando dos veces alrededor de la luna. El piloto era Jim Lovell.



Arriba Lovell. Abajo una de las imágenes de la Tierra
saliendo por detrás del horizonte de la Luna


Así que antes de ser salvado por el control de misión del Apolo 13, fue un diminuto bichito quien lo hizo.

Ya veis, desde un portaaviones a la Luna pasando por un dinoflagelado. Como veis el profesor Butxaca sí que acertó conmigo con su clase de física.


SALUT !

5 comentarios:

Mab dijo...

Pero qué interesante!!!

n0n

Me gusta tu blog por multidisciplinario =p.

Olduvai dijo...

Gracias Mab!!

Se lo diré a mi multidisciplinario equipo redactor (yo y mi músculo escéptico), je je.

Gracias de nuevo.

Oldu

Adela Gavare dijo...

Jorge Arbeleche catedratico de literatura y escritor nombra a las noctilucas en un poema.Yo las conoci en persona una noche de luna nueva pescando dentro del agua con unos amigos en mi pre-adolescencia.Fue una experiencia inolvidable que juro que me encantaria volver a repetir.Gracias por recordarmela y por tu mas que interesante contribucion para con el tema.

head with wings dijo...

Bonito blog. Hermoso post.

head with wings dijo...

Bonito blog. Hermoso post.